El mundo del vino y su consumo

 

Según el Instituto Nacional de Vitivinicultura, la variación del consumo per cápita para diciembre 2020 en comparación con el año anterior registró un ascenso, distribuyendose para los vinos de varietal blanco 6,7% y para aquellos vinos de color un 13,1% . 

Su tendencia tinto centrista aún continúa vigente para nuestra región, donde la distribución del consumo se presentó preferentemente con los tintos, representando un 80% de consumo aproximado y dejando un 20% para lso blancos. 

Aquella cifra histórica, en que el consumo de la bebida tocó su punto más bajo, 18,7 per cápita (2018), quedó totalmente atrás, arrasando con un nuevo valor que alcanzó los 21 L.  La tendencia de consumo del vino en este aislamiento se vio ampliamente beneficiada, los comerciantes y vendedores lo afirman. 

Siendo un escenario totalmente diferente para los espumantes, donde se registró una baja de consumo del 21,7 % de consumo comparado con diciembre del año 2019. ¿Será que faltaron los acontecimientos de brindis y festejos ante tanto aislamiento? 

 

contemplando la presentación y los envases, las tendencias de proveerse en lata, no han sido bien recibidas por el mercado, se tratará de un concepto asociado a otras bebidas? 

En comparación con el año 2019 su consumo se redujo un 26,6 % para el tipo de envase en lata. 

Dejando el escenario para la estrella de los envases, los magnum (botellones de 1,5 aprox) irrumpieron el mercado con un repunte del 35% de aumento en su consumo. 

Share This