El asbesto, también denominado como amianto, consiste en un material compuesto por la cominación de ácido salicílico con magnecio, sodio, calcio y hierro, cuyos origenes de uso se asocia a la revolución industrial. Donde se utilizaba como aislante por su gran capacidad de resistencia a la combustión y el fuego. 

Al descomponer sus fibras, la inhalación de dicha combustión  podría provocar graves patologías en el cuerpo. 

¿Dónde podemos encontrar dicho material? 

La presencia de asbesto se observó en la flota de trenes de CAF 5000,  adquiridos durante la gestión del gobierno de la ciudad en el año 2011. Estos mismos, habían sido retirados en España 11 años atrás por las patologías causadas en los trabajadores. 

Si bien en diciembre de 2018 Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) reconoció la presencia de asbesto en los coches, hoy se encuentran en circulación y en espacios con la sustancia.

El repudio y preocupación, se originó al momento de los trabajadores afectados, entre sindicatos, área de legales y movimientos sociales, la organización en red logró el nacimiento del Registro de Agentes de Riesgo, con una padrón de mil trabajadores inscriptos y auditados, menos de la mitad obtuvieron la devolución de sus estudios.

Los afectados son muchos, la categoría de trabajo insalubre se hace presente cada vez con mayor fuerza. 

 

 

 

 

Share This