Una investigación de medios escandinavos exhibió que varios de los establecimientos oficiales rechazaban las estadías o pedían a las parejas que no realizaran muestras de afecto en las instalaciones

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) advirtió a varios hoteles qataríes que se les rescindirá el contrato para alojar a los visitantes por el Mundial de Fútbol que comenzará en noviembre si continúan rechazando a parejas homosexuales como huéspedes.

La amenaza del organismo presidido por Gianni Infantino fue resultado de una investigación publicada esta semana en la que periodistas se comunicaron con 69 hoteles en la lista oficial de alojamiento de la FIFA diciendo que eran una pareja gay que buscaba hospedarse durante el Mundial, y encontraron que tres se negaron a aceptar reservas, mientras que veinte establecimientos les pidieron evitar las demostraciones públicas de afecto, y 13 no respondieron a sus solicitudes.

El reportaje fue publicado por los canales NRK de Noruega, SVT de Suecia y DR de Dinamarca. La pieza provocó que la FIFA se comunicara con el comité organizador de Qatar 2022 para hacerles saber sobre los actos de discriminación por parte de los hoteles oficiales del torneo.

“La FIFA confía en que se implementarán todas las medidas necesarias para los seguidores LGBT+ para que, como todos los demás, puedan sentirse bienvenidos y seguros durante los campeonatos”, dijo el organismo rector del fútbol mundial en respuesta a la investigación emitida por medios escandinavos.

Por su parte, el comité organizador dijo tras las revelaciones que Qatar era un “país conservador” pero que estaba “comprometido a brindar una experiencia inclusiva de la Copa Mundial de la FIFA que sea acogedora, segura y accesible para todos”.

Agregó, sin embargo, que tomaría medidas contra los hoteles que no cumplan con sus políticas anti-discriminación.

“Se requerirá que más de 100 hoteles en Qatar que albergarán a fanáticos del fútbol, jugadores, funcionarios y otras partes interesadas clave cumplan con nuestro código”, dijo un portavoz del comité a la agencia de noticias Reuters, y dijeron que el comité tratará cualquier instancia de discriminación “con la mayor seriedad”.

“Agradeceríamos más información sobre estas acusaciones para garantizar que cualquier socio asociado con la Copa Mundial de la FIFA no esté a la altura de los estándares esperados”.

La homosexualidad es ilegal en Qatar, pero la FIFA y las autoridades locales han insistido previamente en que “todos son bienvenidos” en el certamen, aunque pidieron a las parejas del mismo sexo que no realicen demostraciones de afecto en público durante el Mundial.

“En diferentes países, hay más indulgencia con las demostraciones públicas de afecto. Qatar y la región son mucho más modestos, y Qatar y la región son mucho más conservadores. Y esto es lo que les pedimos a los fanáticos, que respeten. Y estamos seguros de que los fanáticos respetarán eso. Respetamos las diferentes culturas y esperamos que otras culturas respeten la nuestra”, dijo el año pasado Nasser Al Khater, jefe del comité organizador del torneo.

Banderas LGBT+, prohibidas en los estadios de Qatar 2022                      

Hace unas semanas, la organización del Mundial ya había dado muestras de la hostilidad que le espera a las personas LGBT+ en Qatar. En una entrevista con la agencia AP, Abdulaziz Abdullah Al Ansari, uno de los encargados de la seguridad del torneo, informó que las banderas del arcoíris, que simbolizan a la comunidad LGBT+, estarían prohibidas en los estadios.

“Si el aficionado ondea una bandera arcoíris y yo se la quito, no es porque yo realmente lo quiera, que en verdad se la quiera quitar e insultarlo, sino más bien protegerlo. Porque yo no, pero alguien más cerca podría agredirlo”, dijo.

Y añadió: “Yo no puedo garantizar el comportamiento de toda la gente. Así que les diré: ‘Por favor, no hay necesidad de realmente ondear esa bandera en este momento’”.

La bandera del arcoiris, un símbolo universal del orgullo LGBT+, fue creada en 1978 por el diseñador estadounidense Gilbert Baker por pedido -muy poco antes de su magnicidio- del activista Harvey Milk, el primer funcionario estadounidense abiertamente homosexual.

La primera bandera del arcoíris fue estrenada en el Día de Liberación Gay en San Francisco, en junio de 1978, pero su estatus como símbolo universal comenzó a establecerse tras la aparición de una versión kilométrica de la bandera en el desfile por los 25 años de Stonewall, en 1994, luego que la imagen recorriera el mundo.

Share This