Reconocido como el presidente con la mayor cantidad de días de descanso en la historia de la Argentina, Mauricio Macri aseguró, sin ponerse colorado, que sus 60 años estuvieron signados por el trabajo.

No sabemos bien cual es el concepto de trabajo que le inculcaron en su casa, un hogar en el que nunca se pasó necesidad y donde siempre le encontraron algun puesto en alguna de las empresas de su padre.

Aunque parezca broma para muchos el discurso del presidente autoproclamándose como un trabajador puede ser tomado como un insulto por la mayoría de un pueblo que, a pesar de deslomarse trabajando, ya no tiene el derechos ya que el dinero no alcanza.

Share This