En pleno contexto de tensión con las provincias, se acumula en temas a tratar la suma que aún se tendrían que abonar las cajas provinciales si el sistema hubiera pasado a manos nacionales.

El actual gobierno, a semanas de su asunción ratificó su voluntad de cancelar a la brevedad lo adeudado con las provincias a través de mesas de negociación y desde la convocatoria emitida por el Consejo Federal del Trabajo.

Desde la detracción de la coparticipación del costo fiscal derivado de los cambios en el IVA, como las ganancias, las provincias exigen que no continúe la alteración de la masa coparticipable, a fin de armonizar los regímenes provinciales y el nacional.

El componente se transfiere usualmente en base a información que deben brindar de los beneficiarios, esta información es la que se encuentra bajo la lupa, ya que para cada provincia, de acuerdo a diversas negociaciones, se modificaron los requisitos.

Serian 13 las provincias que aún continúan bajo incertidumbre, del esquema de financiamiento.

Por lo pronto, para los próximos días se esperan nuevos encuentros bilaterales con Nación para discutir la letra chica de lo adeudado.

Share This