La joven aclaró que su trabajo paralelo al de la oficina no afectaba la imagen del Gobierno platense, pero las grabaciones llegarona sus jefes y pasaron cosas.

Sonia Pellizzari, de 26 años, trabajó en la municipalidad de La Plata hasta el 1° de mayo, fecha en que se hizo efectivo su despido, según ella, porque sus jefes descubrieron que hacía videos en la web con contenido sexual.

En la Municipalidad afimaron, planilla en mano, que la joven había sido despedida por haber faltado 28 veces en poco más de un año, de las cuales unas 19 fueron sin aviso ni explicación. Pero Pellizzari le aseguró al diario Clarínque su telegrama de despido «no tiene justificativos».

Share This