Luego de un año de experiencias epidemiológicas, muchos filósofos y sociólogos, nos invitan a observar lo sucedido como una forma exponencial de algunos sucesos internos de la sociedad.

Como el corcho que se expande una vez que salta por los aires por la presión que emerge de un envase que desea abandonar, el confinamiento, responde a una forma de cómo las sociedades deciden enfrentar un episodio externo.

Aquellos sucesos que exceden a lo que supuestamente fue su origen, a caso ¿no había en nuestra sociedades formas de anulación del otro?

Espía nuestra responsabilidad, una manera de traslucir y blanquear, todo aquello que deseábamos mantener en su “correcto” funcionamiento, cuando la estructura ya se encontraba en ruinas.

Continua leyendo

Los recursos ambientales monetizados.

Los recursos ambientales monetizados.

La visión capitalista sobre los bienes ambientales, denominados como masa de recursos monetizados, un anexo de cotización y propuesta de valor.   Un servicio ambiental que solamente pueden denominarlo con una variable monetaria, nos invita a abrir la puerta, a...

leer más
Reconocer el deseo, reconocer lo que nos da

Reconocer el deseo, reconocer lo que nos da

La corriente simboliza el reconocimiento del deseo, como sociedad nos sumergimos en una ferviente red de empatía ante el reconocimiento vital del deseo. Ese viaje de descarga que supera toda contención ideológica y todo refugio cultural. El deseo, como un...

leer más

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Argenvivo web
Copyright © 2022 Company Name
Share This