Una necesidad psíquica de confrontar el status quo, sin sentir compromiso con ofrecer algo a cambio. la excitación del colapso, de ver cómo se derrumba un orden que se imaginaba inconmovible.

En el pico de su crisis psíquica, cuando su sentido de realidad colapsa y sus fronteras morales se quiebran, el Guasón se convierte en el referente social contra el orden establecido. Su propuesta es sólo la destrucción del orden establecido. La alegría nerviosa de oponerse a todo lo conocido. La descarga violenta contra lo que nos indigna. Todas nuestra heridas con el padre y con la madre se concentran en las heridas con un sistema social injusto y cruel, y todo nuestro anhelo de redención se proyecta en la figura que se animó (o fue animado) a hacer público su sufrimiento y su demanda. El contagio irrefrenable de la empatía con un ser en pleno quiebre psicológico. Un humano roto, un mundo roto. Las historias personales y las redes del inconsciente colectivo.

Todos tenemos una herida. Todos sufrimos la falta de reconocimiento del padre y la desilusión de la madre. Todos somos el Guasón. Todos resonamos con su vulnerabilidad emocional y su conflicto para adaptarse al orden del mundo. Con la oscuridad de la madre y con la tiranía del padre. Y con los extremos de la polarización: sometidos o desafiantes, obedientes o rebeldes, pro-sistema o anti-sistema.

Sin caer en la liberación súbita de una pulsión vital reprimida, de profundidad irracional, inconsciente y primitiva incontrolable, esa descarga de vitalidad que supera toda contención ideológica y todo refugio cultural.

Continua leyendo

Los recursos ambientales monetizados.

Los recursos ambientales monetizados.

La visión capitalista sobre los bienes ambientales, denominados como masa de recursos monetizados, un anexo de cotización y propuesta de valor.   Un servicio ambiental que solamente pueden denominarlo con una variable monetaria, nos invita a abrir la puerta, a...

leer más
Reconocer el deseo, reconocer lo que nos da

Reconocer el deseo, reconocer lo que nos da

La corriente simboliza el reconocimiento del deseo, como sociedad nos sumergimos en una ferviente red de empatía ante el reconocimiento vital del deseo. Ese viaje de descarga que supera toda contención ideológica y todo refugio cultural. El deseo, como un...

leer más

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Argenvivo web
Copyright © 2022 Company Name
Share This