Al ritmo de la campana, con su práctica, nos revela la capacidad de inhalar y exhalar al menos 3 veces al mometo en que suena ese instrumento,cuyo péndulo golpea contra las paredes de metal.

 

Automáticamente se desprende una inhalación profunda y consciente, y acto seguido una exhalación, como un control remoto que nos enciende en ser conscientes con nuestro cuerpo, los pensamientos, tus emociones y percepciones del su mundo alrededor.

 

Practicar la consciencia en el momento presente nos invita a traer la atención plena, en el cuerpo y en la mente.

Continua leyendo

0 Comments

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Argenvivo web
Copyright © 2022 Company Name
Share This